Histórico rosario de Martes Santo ante Ntra. Sra. de la Esperanza.

La Cofradía de la Expiración y Esperanza de Linares tiene por tradición el rezo de un rosario cada Martes Santo en la capilla de Ntra. Sra. de la Esperanza. Debido a las circunstancias especiales por alerta sanitaria que están rodeando toda esta Semana Santa, en la noche del 7 de abril de 2020, las imágenes grabadas fueron enviadas vía streaming, para recocijo espiritual de los fieles. Cofrades, no solo de la Expiración, sino de otras hermandades que también quisieron pasarse a acompañar con sus rezos a María de la Esperanza.

 

SANTO ROSARIO ESPERANZA LINARES
Martes Santo 07/04/2020

 

El Rosario nos ayuda a contemplar la Vida de Jesús mediante los ojos de María.

Nadie estuvo más cerca de Jesús que María,… y nadie intercede ante Jesús más… que su Madre.

 

ORACIÓN A LA VIRGEN MARÍA:

“Virgen y Madre de la Esperanza, en tus benditas manos depositamos las necesidades y súplicas de toda la HERMANDAD que a Vos se encomienda en esta noche de Martes santo de 2020, tan distinto, tan especial debida al sufrimiento que asola a Linares y al Mundo.

Madre, atiende nuestras suplicas, ruega a Cristo por todos y todas los que confían en tu poderosa mediación y pídele, con amor, que perdone nuestras faltas, que ayude a todos y todas los que  luchan y trabajan por mantener la vida en estos difíciles días, y finalmente Señora Nuestra, ruega al buen Jesús que nos libere de esta epidemia ……. pues una sóla palabra suya bastará para sanarnos.

Amén.

 

En el nombre del Padre del hijo y del Espíritu Santo. Amén.

María de la Esperanza junto al Stmo. Cristo de la Expiración.

 

SANTO ROSARIO A NUESTRA SEÑORA DE LA ESPERANZA

 

Por la Señal de la Santa Cruz……………

 

– MARTES SANTO –
MISTERIOS DOLOROSOS

 

Primer misterio: La oración de Jesús en el huerto de Getsemaní.

Y sumido en agonía, insistía más en su oración. (Lc 22,44)

Santa María, Madre de la Esperanza, ruega por nosotros pecadores para que aceptemos a través de la oración continua la Voluntad de Dios.

María, Madre de gracia, Madre de misericordia, defiéndenos de nuestros enemigos y ampáranos ahora y en la hora de nuestra muerte. Amén.

 

Segundo misterio: La flagelación de Jesús, atado a la columna.

Entonces Pilato tomó a Jesús y mandó azotarle.(Jn 19,1)

Santa María, Madre de Dios, ruega por nosotros pecadores para que descubramos el amor que se esconde en todo sufrimiento.

María, Madre de gracia, Madre de misericordia, defiéndenos de nuestros enemigos y ampáranos ahora y en la hora de nuestra muerte. Amén.

 

Tercer misterio: Jesús es coronado de espinas.

Los soldados trenzaron una corona de espinas y se la pusieron en la cabeza.(Jn 19,2)

Santa María, Madre de Dios, ruega por nosotros pecadores para que aceptemos que nos insulten, nos persigan y calumnien de cualquier modo por Su causa.

María, Madre de gracia, Madre de misericordia, defiéndenos de nuestros enemigos y ampáranos ahora y en la hora de nuestra muerte. Amén.

 

Cuarto misterio: Jesús con la cruz a cuestas, camino del Calvario.

Y Jesús cargando su cruz, salió hacia el lugar llamado Calvario(Jn 19,17)

Santa María, Madre de Dios, ruega por nosotros pecadores para que aceptemos cargar con la cruz de cada día con amor intenso y paciente.

María, Madre de gracia, Madre de misericordia, defiéndenos de nuestros enemigos y ampáranos ahora y en la hora de nuestra muerte. Amén.

 

Quinto misterio: La crucifixión y muerte de Jesús.

Lo crucificaron, y con él a otros dos, uno a cada lado y Jesús en medio.(Jn 19,18)

Santa María, Madre de la Esperanza, ruega por nosotros pecadores para que aceptemos el dolor de la Cruz de cada día por causa del Perdón y del Amor.

María, Madre de gracia, Madre de misericordia, defiéndenos de nuestros enemigos y ampáranos ahora y en la hora de nuestra muerte. Amén.

 

Quinto misterio durante el rezo del rosario.

 

 

Padre nuestro.

Padre nuestro que estás en el cielo, santificado sea tu nombre; venga a nosotros tu reino; hágase tu voluntad, en la tierra como en el cielo. Danos hoy nuestro pan de cada día; perdona nuestras ofensas, como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden; no nos dejes caer en la tentación, y líbranos del mal. Amén.

 

Avemaría.

Dios te Salve, María, llena eres de gracia/ Esperanza; el Señor es contigo. Bendita tú eres entre todas las mujeres, y bendito es el fruto de tu vientre, Jesús.

Santa María, Madre de Dios, ruega por nosotros, pecadores, ahora y en la hora de nuestra muerte. Amén.

 

LETANÍAS

Señor, ten piedad de nosotros.
Cristo, ten piedad de nosotros.
Señor, ten piedad de nosotros.

Cristo óyenos, Cristo óyenos.
Cristo escúchanos, Cristo escúchanos.

Dios Padre celestial, ten misericordia de nosotros.
Dios Hijo redentor del mundo, ten misericordia de nosotros.
Dios Espíritu Santo, ten misericordia de nosotros.
Trinidad Santa , un solo Dios, ten misericordia de nosotros.

Santa María, Ruega por nosotros.
Santa Madre de Dios,
Santa Virgen de las vírgenes,

Madre de Cristo,
Madre de la Iglesia,
Madre de la divina gracia,
Madre purísima,
Madre castísima,
Madre virginal,
Madre inmaculada,
Madre amable,
Madre admirable,
Madre del buen consejo,
Madre del Creador,
Madre del Salvador.

Virgen prudentísima,
Virgen digna de veneración,
Virgen digna de alabanza,
Virgen poderosa,
Virgen clemente,
Virgen fiel.

Espejo de justicia,
Trono de la sabiduría,
Causa de nuestra alegría,
Vaso espiritual,
Vaso digno de honor,
Vaso insigne de devoción,
Rosa mística,
Torre de David,
Torre de marfil,
Casa de oro,
Arca de la alianza,
Puerta del cielo,
Estrella de la mañana,
Salud de los enfermos,
Refugio de los pecadores,
Consuelo de los afligidos,
Auxilio de los cristianos,

Reina de los ángeles,
Reina de los patriarcas,
Reina de los profetas,
Reina de los apóstoles,
Reina de los mártires,
Reina de los confesores,
Reina de las vírgenes,
Reina de todos los santos,
Reina concebida sin pecado original,
Reina elevada al cielo,
Reina del santísimo rosario,
Reina de las familias,
Reina de la paz,
REINA DE LA ESPERANZA, Ruega por nosotros.

Cordero de Dios que quitas el pecado del mundo,
perdónanos, Señor.

Cordero de Dios que quitas el pecado del mundo,
escúchanos, Señor.

Cordero de Dios que quitas el pecado del mundo,
ten piedad de nosotros.

Oremos:
Te rogamos, Señor, que nos concedas a nosotros tus siervos, gozar de perpetua salud de alma y cuerpo y, por la gloriosa intercesión de la bienaventurada Virgen María, seamos librados de la tristeza presente y disfrutemos de la eterna alegría.
Por Cristo nuestro Señor.
Amén.

 

María, madre de la Esperanza
tú que has conocido nuestra fragilidad
vuelve tu mirada de Madre
a nuestro sufrimiento y debilidad en estos difíciles días.

Tú que aguardaste contra toda esperanza
junto a la Cruz de tu Hijo
infundiendo fe a los discípulos
alcánzanos el consuelo de vuestra Esperanza.

Hoy te imploramos, oh, Señora de la Esperanza:
pide a tu Hijo que tenga misericordia de nosotros,
perdone nuestros pecados y nos libre de esta epidemia;
intercede por nosotros para que vivamos este tiempo
con la esperanza de contemplar con gozo
la gloria de Cristo Resucitado.

Amén

 

Salve Madre (cantada)

Salve, Madre,
en la tierra de mis amores
te saludan los cantos
que alza el amor.
Reina de nuestras almas,
flor de las flores,
muestra aquí
de tu gloria los resplandores,
que en el cielo tan sólo
te aman mejor.

Virgen Santa, Virgen pura,
vida, esperanza y dulzura
del alma que en ti confía,
Madre de Dios, Madre mía,
mientras mi vida alentare,
todo mi amor para ti,
mas si mi amor te olvidare,
Madre mía, Madre mía,

aunque mi amor te olvidare
tú no te olvides de mí.

 

Salve (opcional)

Dios te salve, Reina y Madre de misericordia, vida, dulzura y esperanza nuestra, Dios te salve.

A ti clamamos los desterrados hijos de Eva. A ti suspiramos gimiendo y llorando en este valle de lágrimas.

Ea, pues, Señora, abogada nuestra: vuelve a nosotros esos tus ojos misericordiosos. Y después de este destierro, muéstranos a Jesús, fruto bendito de tu vientre.

¡Oh clementísima , oh piadosa, oh dulce Virgen María! Ruega por nosotros, Santa Madre de Dios, para que seamos dignos de alcanzar las promesas de Nuestro Señor.

 

VÍDEO DEL ACTO